¿Tienes el certificado de empresa emergente?

¿Tienes el certificado de empresa emergente?

Summary

  • Si según la ley de startup eres una empresa emergente, estos beneficios los puedes aplicar en la declaración de la renta
  • Los inversores y empleados podrán beneficiarse de importantes deducciones y exenciones fiscales

 

El sistema fiscal español ofrece varios incentivos diseñados para fomentar el emprendimiento y la inversión en empresas emergentes. Estos beneficios fiscales se aplican a diferentes perfiles del ecosistema, desde inversores hasta trabajadores y profesionales que se trasladan a España para trabajar en empresas innovadoras.

Si obtuviste el certificado de empresa emergente en 2023 o si eres considerara como empresa emergente según la Ley 28/2022, de 21 de diciembre, de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, conocida como la ley de startup, es importante que conozcas los beneficios fiscales que puedes aplicar en tu declaración de la renta. Esta ley, promueve el ecosistema de las startup e introduce incentivos fiscales en diversos impuestos para este tipo de empresas, sus inversores/accionistas y sus empleados.

Uno de los impuestos favorecidos es el impuesto sobre la renta de las personas físicas (modelo 100). Es importante recordar que el plazo para la autoliquidación de este modelo finaliza el 1 de julio de 2024.

Principales ventajas fiscales

A continuación, se detallan las principales ventajas fiscales disponibles, aplicables según la ley, para el ecosistema emprendedor en la declaración de la renta.

  • Deducción por inversión en acciones y participaciones de empresas nuevas o reciente creación (art. 68.1 LIRPF):

Las personas contribuyentes pueden aplicar una deducción estatal del 50% sobre el capital invertido, con una base máxima de 100.000 euros. El importe máximo de la deducción no debe superar los 50.000 euros. Esta deducción se declara en el apartado correspondiente del modelo 100, donde se debe reflejar el importe total de la inversión y el NIF de la empresa.

  • Exención de la ganancia derivada de acciones en empresas nuevas o de reciente creación (art. 38.2 LIRPF):

Las personas inversoras pueden beneficiarse de una exención por la ganancia patrimonial obtenida de la transmisión de acciones en empresas emergentes. Esta exención puede ser total o parcial, dependiendo del tipo de reinversión.

Es necesario que la reinversión del importe obtenido se realice en un plazo no superior a un año desde la fecha de transmisión de las acciones. La exención no aplica si las participaciones se transmiten en un entorno familiar o a una entidad del mismo grupo mercantil, según el artículo 42 del código de comercio. El importe exento no se incluye en el modelo 100 de autoliquidación.

Para las personas empleadas de empresas emergentes, la ley también introduce un incentivo fiscal en forma de retribución en especie. Los empleados pueden recibir acciones o participaciones de la empresa de forma gratuita o a un precio inferior al de mercado, con una exención de hasta 50.000 euros. El rendimiento no exento (si supera los 50.000 euros) se imputará en el período impositivo en el que se cumpla alguna de las siguientes condiciones: que el capital de la sociedad sea admitido a negociación en bolsa o que se produzca la salida del patrimonio del contribuyente de la acción o participación correspondiente.

Además, existen otros beneficios fiscales de carácter general que pueden afectar la declaración del IRPF para los empleados de empresas emergentes:

  • Reducción del 30% sobre rendimientos irregulares (art. 18.2 y 3 LIRPF):

Si una persona empleada ha recibido un bonus con un período de generación superior a dos años y este se imputó en 2023, puede aplicar una reducción del 30% sobre dicho rendimiento. Esta reducción se declara en el apartado correspondiente del modelo 100.

  • Exención de los rendimientos del trabajo recibidos por trabajos realizados en el extranjero (art. 7.p LIRPF):

Una persona empleada que realice trabajos en el extranjero para una empresa extranjera puede considerar exentos los rendimientos del trabajo asociados a esos días de trabajo en el exterior, hasta un límite de 60.100 euros. Es necesario que el país de destino tenga un convenio de doble imposición con España con cláusula de intercambio de información. Esta exención puede ser aplicada directamente por la empresa, no reteniendo sobre el salario del empleado y declarando el importe exento con la clave L15 del modelo 190. Alternativamente, la persona empleada puede aplicar la exención al hacer la declaración, aunque esto puede resultar en un requerimiento de la AEAT para aclarar la diferencia.

Otra opción es presentar la declaración inicialmente con el importe declarado por la empresa y luego solicitar una rectificación para incluir el importe exento. Para realizar este proceso se podrá realizar here.

Otros beneficios fiscales aplicables al ecosistema emprendedor incluyen:

  • Rendimientos obtenidos por la gestión de fondos vinculados al emprendimiento:

Desde 2023 los rendimientos obtenidos por administradores, gestores o empleados de entidades de capital riesgo y similares se consideran rendimientos del trabajo, integrando solo el 50% de dichos rendimientos en su IRPF, siempre que cumplan ciertos requisitos.

  • Régimen especial de impatriados (art. 93 LIRPF):

Las personas emprendedoras autónomas o profesionales altamente cualificadas de una empresa emergente desplazadas a España pueden aplicar el Régimen fiscal especial de impatriados o también llamada ley Beckham, tributando al tipo del 24% sobre las rentas mundiales del trabajo y otras de fuente española, hasta 600.000 euros.

Para completar la autoliquidación del IRPF 2023, puedes hacerlo a través del siguiente link, donde también encontrarás su manual de ayuda. Si necesitas más información sobre las novedades del IRPF asociadas a las startup, consulta la página web de la AEAT.

 

Es importante recordar que el sistema fiscal español ofrece una serie de incentivos diseñados para apoyar el ecosistema emprendedor. Estos beneficios no solo fomentan la inversión en empresas de reciente creación, sino que también atraen talento extranjero y proporcionan ventajas fiscales significativas a los trabajadores de empresas emergentes. Al aprovechar estas deducciones y exenciones, inversores, empleados y profesionales pueden optimizar su declaración de la renta y contribuir al crecimiento de un sector clave para la innovación y el desarrollo económico en España.

 

For more information:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


en_GBEN