Train your Mind - TYM

» Train your Mind - TYM

Rafael Mateos, María Blanco e Isaac Martin

Teléfono: 653 532 169

Email: info@tympsicologia.com

Actividad: Psicología deportiva

Web: http://tympsicologia.com

Vivero: Vivero de San Blas


El objetivo de TYM es, a través de técnicas psicológicas especializadas, favorecer el desarrollo personal, social y profesional de todos los agentes del deporte: deportistas, entrenadores y entrenadoras, árbitros y árbitras y red de apoyo de éstos, teniendo siempre presente la preservación de la salud mental y el bienestar psicológico que provoque un impacto positivo en su contexto social.
Todo ello a través de sesiones individuales, cursos de formación a técnicos deportivos y entrenadores, asesoramiento a padres y madres, jornadas de iniciación y promoción de los valores en el contexto deportivo y jornadas de psicología deportiva en los esports o videojuegos.

Conocemos mejor a TYM

FotoEquipo

  1. ¿En qué consiste tu proyecto?

En ayudar a mejorar a los demás. Y no es de uno sólo. Es de siete personas. Uno lo pensó, otros lo soñaron y entre todos lo pusieron en marcha. TYM (Train Your Mind), por resumir, es un centro de Psicología aplicada al Deporte constituido por un equipo multidisciplinar de siete profesionales con formación relacionada con la Psicología y el Deporte y con amplia experiencia como deportistas.

El objetivo de TYM es, a través de técnicas psicológicas especializadas, aumentar el rendimiento y la calidad de deportistas, entrenadores y red de apoyo de estos, favoreciendo el desarrollo personal y profesional y teniendo siempre presente la preservación de la salud mental y los valores del deporte. TYM siempre trabaja en equipo con los coordinadores, el resto de técnicos y demás trabajadores, ya que la labor fundamental es la de complementar lo que ya se hace y no la de sustituir a nadie.

  1. ¿Qué te animó a emprender?

Las ganas que transmitían mis compañeros. En primer lugar fue clave el momento personal de cada uno de los integrantes de TYM, ya que todos acabábamos de finalizar el Máster de Psicología Deportiva en la Autónoma y era el momento idóneo para dar el siguiente paso: pasar de la teoría a la práctica. Después, el buen momento que vive la psicología dentro del deporte nos empujó a dar un paso más. Y también el hecho de que preferíamos trabajar en equipo, porque nos complementamos de maravilla, en vez de intentar hacernos hueco de forma individual. Puede que al inicio por miedo a lo que hay ahí fuera, pero ahora ya te digo que porque estamos convencidos de que es la mejor fórmula.

  1. ¿Qué cualidades crees que debe tener un emprendedor?

Lo más importante de todo es tener una buena formación. Entrar en el mundo laboral sólo se puede hacer con una base adecuada. Por lo tanto, es crucial conservar la capacidad para aprender todos los días. De todos. A partir de ahí, se necesita valentía, paciencia, ilusión, capacidad de superación, motivación, calma, tenacidad, orgullo... Un compendio de todo porque en la calle hay una dura competencia, mucha exigencia (propia y ajena) y numerosas urgencias en forma de recibos que pagar. Un emprendedor debe ser una roca impermeable. Emprender no es sencillo, ya que las ayudas que hay ahora no son suficientes y a veces encuentras más trabas que apoyos para poner en marcha un negocio. El mundo del emprendedor ya debería ser por sí solo un bloque independiente en cualquier debate político en televisión. 

  1. ¿Cuáles han sido las mayores dificultades con las que te has encontrado al iniciar tu proyecto? 

Sin duda, el tema administrativo. Poner en pie una empresa es complicado. Elegir la forma jurídica ya es tremendo. Cumplir cientos de trámites, insufrible. Igual porque jamás me había enfrentado algo así pero, sobre todo, porque se dan pocas facilidades. El emprendedor necesita una alfombra roja. Los que venimos de otro mundo, el de los asalariados, hemos comprendido que ser autónomo equivale a ser un héroe. 

  1. ¿Y la mayor ayuda? 

Pues sin que suene a peloteo o parezca que me han pagado por decirlo (ya quisiera yo), lo mejor que me he encontrado ha sido la colaboración, el cariño y la comprensión de los Viveros de Empresas de Madrid. Primero en Vicálvaro y ahora en San Blas. Todo es cercanía. Y se agradece. Trabajar aquí es como estar en casa.

  1. ¿Qué te aporta tener tu proyecto empresarial en un vivero de empresas?

Para nosotros es fundamental. Primero porque nos da la oportunidad de estar en un espacio profesional, con todo lo que necesitamos, a un precio módico. Y eso, cuando estás empezando, es muy pero que muy importante. También valoramos mucho que siempre tengamos profesionales cerca o alrededor que te pueden asesorar y guiar en mil temas que no controlamos tanto. También es importante que te ayudan a contactar con un target muy interesante para la empresa. Y, para colmo, los vecinos de despacho no son los de una comunidad normal. En nuestra primera experiencia encontramos a los que ahora son nuestros asesores. Y en esta segunda etapa, en sólo unos pocos días, no hemos recibido más que palmadas en la espalda, guiños y ánimos. Cuando seamos millonarios haremos una gran fiesta con todos ellos.

  1. ¿Qué propondrías para mejorar y promover la cultura emprendedora en España? 

El emprendedor ya está cansado de buenas palabras, arengas y ánimos de las instituciones y de los políticos. Lo que necesitan son ayudas y, sobre todo, cuotas de autónomos por tramos de facturación. Esa es la forma de demostrar que les importamos, que nos necesitan y nos protegen. Es el futuro. El paro sube, las empresas siguen despidiendo o se han olvidado de contratar y hay miles de alumnos y alumnas en las universidades que acaban sus carreras sin esperanza. Poner una asignatura obligatoria relacionada con el emprendimiento la veo fundamental. Yo también soy periodista y en mi carrera te daría una lista de veinte asignaturas que hubiera quitado por haber cursado ésta. 

  1. ¿Qué es lo que más valoras de la red de viveros del Ayuntamiento de Madrid? 

La profesionalidad. Nadie te mira por encima del hombro ni pone cara de ‘adónde vas’. Todo lo contrario. Ayuda, ayuda y más ayuda. Me cruzo con otros emprendedores por el pasillo y nos saludamos como camaradas. Me gusta mucho el ambiente de ilusión y optimismo que se respira. 

  1. ¿Crees que una formación específica en emprendimiento es importante para montar un negocio? 

Por supuesto. Pero anual. Nada de optativa o cuatrimestral. Y no sólo en la Universidad. También en los institutos y si me apuras en el colegio. La palabra emprendedor la escuché por primera vez con veintitantos años. Y te aseguro que mis hijos, si algún días los tengo, la oirán poco después de saber quién es Papá Noël. Si yo lo hubiera sabido antes... Cuanta más formación se tenga al respeto más libertad se tendrá en el futuro. He contado que ser emprendedor es duro pero también digo que te permite no tener jefes. Y, lo aeguro: no hay mayor motivación que esa. 

  1. ¿Qué consejo le darías a aquellas personas que están pensando en emprender? 

Que antes de proponer, lean y estudien. Que antes de actuar, piensen. Que antes de invertir, estudien el mercado. Que antes de contratar, convivan. Y que cuando tengas las cosas claras, se atrevan sin miedo. Hay veces que hay que arriesgar. Hay otras ocasiones en las que hay que saber sufrir. Pero lo que se tiene que hacer siempre, y no unos días sí y otros no, es confiar en que con trabajo el talento se multiplica. 

  1. ¿Tienes una web, blog, o perfil social donde podamos ampliar información sobre tu proyecto? 

Sí. Hay que adaptarse a los tiempos. En TYM tenemos perfiles en todas las redes sociales (@TYMpsicologia) y una web innovadora y vanguardista (www.tympsicología.com), con blog incluido.