webCotizacionSuspensionContratosReduccionJornada

Medidas extraordinarias en materia de cotización en relación con los procedimientos de suspensión de contratos y reducción de jornada por fuerza mayor relacionados con el COVID-19

¿En qué supuestos pueden las empresas acogerse a estas medidas extraordinarias?

Podrán acogerse a estas medidas extraordinarias en materia de cotización las empresas que hubieran iniciado y aprobado, como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19, la suspensión de los contratos de sus trabajadores por cuenta ajena o hubieran acordado la reducción de la jornada de estos para facilitar la conciliación laboral y familiar.

¿En qué consiste esta ayuda?

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), mientras dure el período de suspensión de los contratos o reducción de jornada autorizado por fuerza mayor temporal relacionado con el COVID-19, exonerará a la empresa solicitante del abono de la aportación empresarial prevista en el artículo 273.2 de la LGSS, así como del relativo a las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, en un:

  • 100% si, a 29 de febrero de 2020, tuviera menos de 50 trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social.

  • 75% cuando en la referida fecha tuviera 50 o más trabajadores en alta.

¿Cómo debe iniciarse el procedimiento para obtener esta ayuda?

La empresa es quien debe solicitar esta exoneración de cuotas a la TGSS, comunicando previamente la identificación de los trabajadores afectados y el período de la suspensión de los contratos o reducción de jornada.

¿Qué consecuencias tiene para los trabajadores esta medida?

Las personas trabajadoras no se verán afectadas por esta exoneración, manteniéndose la consideración de dicho período como efectivamente cotizado a todos los efectos, sin que resulte de aplicación lo establecido en el artículo 20 de la LGSS (Ley General de la Seguridad Social).

Medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo (artículo 3)

El Real Decreto Ley 18/2020, de 12 de mayo extiende hasta el 30 de junio de 2020 la aplicación de las medidas de protección por desempleo previstas en los apartados 1 al 5 del artículo 25 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo.

Las reguladas en el artículo 25.6 del Real Decreto Ley 8/2020, de 17 de marzo, es decir, las previstas en favor de trabajadores fijos-discontinuos y a los que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en fechas ciertas, resultarán aplicables hasta el 31 de diciembre de 2020.

Exoneración de cuotas (artículo 4)

Con el objetivo de permitir una transición adecuada que posibilite la recuperación gradual de la actividad empresarial este real decreto dispone que:

   - Empresas y entidades en situación de ERTE por fuerza mayor total sin reinicio de la actividad

  • Exoneración de la aportación empresarial de las cotizaciones devengadas en los meses de mayo y junio de 2020.
  • Exoneración de las cuotas por conceptos de recaudación conjunta, siempre que, a 29 de febrero de 2020, tuvieran menos de cincuenta trabajadores, o asimilados a los mismos, en situación de alta en la Seguridad Social.
  • Exoneración del 75% de la aportación empresarial si la empresa tuviera cincuenta trabajadores, o asimilados a los mismos, o más, en situación de alta en la Seguridad Social.

   - Empresas y entidades en situación de ERTE por fuerza mayor parcial, con recuperación parcial de la actividad:  quedan exoneradas del abono de la aportación empresarial a la cotización a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta en las siguientes condiciones y porcentajes:

        A) en relación con las personas trabajadoras que reinicien su actividad

  • Empresa con menos de cincuenta trabajadores o asimilados a los mismos en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020: exención del 85 % de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 70 % de la aportación empresarial devengada en junio de 2020.
  • Empresa con cincuenta o más trabajadores o asimilados a los mismos en situación de alta a 29 de febrero de 2020: la exención del 60 % de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45 % de la devengada en junio de 2020.

       B) En relación con personas trabajadoras que continúen con la actividad suspendida a partir de la fecha de efectos de la renuncia y de los periodos y porcentajes de jornada afectados por la suspensión.

  • Empresa con menos de cincuenta trabajadores o asimilados a los mismos en situación de alta en la Seguridad Social a 29 de febrero de 2020: exención del 60 % de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 45 % de la devengada en junio de 2020.
  • Empresa con cincuenta o más trabajadores o asimilados a los mismos en situación de alta a 29 de febrero de 2020: exención del 45 % de la aportación empresarial devengada en mayo de 2020 y el 30 % de la devengada en junio de 2020.

Estas exenciones en la cotización se aplicarán por la Tesorería General de la Seguridad Social a instancia de la empresa, previa comunicación sobre la situación de fuerza mayor total o parcial, así como de la identificación de los trabajadores afectados y periodo de la suspensión o reducción de jornada y no tendrán efectos para los trabajadores, manteniéndose la consideración del período en que se apliquen como efectivamente cotizado a todos los efectos.

Salvaguarda del empleo (disposición final primera)

Se modifica la fecha que garantiza el compromiso de mantenimiento del empleo por parte de las empresas acogidas a los ERTE en un plazo de seis meses desde la reanudación de su actividad, entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de trabajadores afectados por el expediente, aun cuando esta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla.
En el caso de contratos temporales el compromiso de mantenimiento del empleo no se entenderá incumplido cuando el contrato se extinga por expiración del tiempo convenido o la realización de la obra o servicio que constituye su objeto o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto de contratación.


MÁS INFORMACIÓN:

Esta información tiene carácter orientativo, no siendo vinculante en ningún caso. Se concibe como una información de apoyo al emprendimiento. Se recomienda comprobar la normativa oficial y, en su caso, estudiar y consultar cada caso concreto.