web_Turismo

Nuevas medidas tributarias para sectores especialmente vulnerables: turismo, hostelería y comercio

El Real Decreto Ley 35/2020, de 22 de diciembre, busca aliviar la situación de empresas y autónomos, especialmente los relacionados con la actividad turística, hostelera y comercial, para permitir que puedan mantener su viabilidad por lo que adopta nuevas medidas en el ámbito tributario, son las siguientes:

  1. flexibilización de los aplazamientos de deudas tributarias para pymes y autónomos
  2. novedades en el régimen de estimación objetiva del IRPF y en el régimen simplificado del IVA para los años 2020 y 2021
  3. exención prevista para las retribuciones en especie del servicio de comedor de empresa, establecimiento de un incentivo fiscal para fomentar la rebaja de la renta arrendataria
  4. la deducibilidad de las pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores y la reducción del plazo que las cantidades debidas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro

¿En qué consisten los aplazamientos de las deudas tributarias?

Se podrá aplazar el ingreso de la deuda tributaria correspondiente a todas aquellas declaraciones-liquidaciones y autoliquidaciones cuyo plazo de presentación e ingreso finalice desde el día 1 de abril hasta el día 30 de abril de 2021, ambos inclusive, cuando las deudas tributarias sean de cuantía inferior a la que se fije en la normativa tributaria y cuyo volumen de operaciones sea inferior a 6.010.121,04 euros en el año 2020.

Este aplazamiento también será aplicable a las siguientes deudas tributarias:

  1. Aquellas cuya exacción se realice por medio de efectos timbrados.
  2. Las correspondientes a obligaciones tributarias que deban cumplir el retenedor o el obligado a realizar ingresos a cuenta.
  3. En caso de concurso del obligado tributario las que, de acuerdo con la legislación concursal, tengan la consideración de créditos contra la masa.
  4. Las resultantes de la ejecución de decisiones de recuperación de ayudas de Estado reguladas en el título VII de esta Ley.
  5. Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones.
  6. Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas.
  7. Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades.

Las condiciones del aplazamiento serán las siguientes:

  • El plazo debe ser de 6 meses.
  • No se devengarán intereses de demora durante los primeros 3 meses del aplazamiento.

¿Qué medidas tributarias afectan al cálculo y los plazos para la aplicación de módulos en renta e IVA?

  1. Reducción en 2020 del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva en el IRPF y de la cuota devengada por operaciones corrientes del régimen simplificado del IVA
  • Se eleva el porcentaje del 5% con carácter general, en el 20%, y hasta el 35% para actividades vinculadas al sector turístico, la hostelería y el comercio.
  • El nuevo importe de la reducción se tendrá en cuenta para cuantificar el rendimiento neto a efectos del cuarto pago fraccionado correspondiente al ejercicio 2020 y para el primer pago fraccionado de 2021, en el IRPF y en el cálculo del ingreso a cuenta correspondiente a la primera cuota trimestral del ejercicio 2021 en el IVA.
  1. Reducción del número de períodos impositivos afectados por la renuncia al método de estimación objetiva en el IRPF correspondiente a los ejercicios 2020 y 2021.
  • Se elimina la vinculación obligatoria que durante 3 años se establece legalmente para la renuncia al método de estimación objetiva del IRPF. La renuncia a la aplicación del método de estimación objetiva para el ejercicio 2021, no impedirá volver a determinar con arreglo a este método el rendimiento de la actividad económica en 2022.
  • Para aquellos contribuyentes que renunciaron a este método en el ejercicio 2020, de manera tácita mediante la presentación del pago fraccionado correspondiente al primer trimestre del ejercicio, o con posterioridad, de manera expresa o tácita, se permite que puedan volver a aplicar el método de estimación objetiva en los ejercicios 2021 o 2022.
  • La renuncia y revocación prevista para el método de estimación objetiva en el IRPF tendrá los mismos efectos respecto de los regímenes especiales del IVA y en el IGIC.

¿Cómo inciden los estados de alarma decretados en 2020 en la determinación del rendimiento anual con arreglo al método de estimación objetiva del IRPF y en el cálculo de la cuota devengada por operaciones corrientes del régimen especial simplificado del IVA en este periodo?

No se computarán como período de actividad en el cálculo del rendimiento anual del método de estimación objetiva del IRPF y de la cuota devengada por operaciones corrientes del régimen especial simplificado del IVA, los días en que estuvo declarado el estado de alarma en el primer semestre de 2020, ni los del segundo semestre de 2020 en los que, estando declarado o no el estado de alarma, el ejercicio efectivo de la actividad económica se hubiera visto suspendida como consecuencia de las medidas adoptadas por la autoridad competente por el coronavirus.

Estos días tampoco se tendrán en cuenta de cara a la cuantificación del pago fraccionado correspondiente al cuarto trimestre de 2020, de acuerdo con las condiciones establecidas en el art. 11 del RDL 35/2020.

¿Qué plazos hay para renuncias y revocaciones?

El plazo para renunciar y revocar la aplicación del método de estimación objetiva del IRPF y los regímenes especiales simplificado y de la agricultura, ganadería y pesca del IVA para 2021 se amplía desde el 24 de diciembre de 2020 hasta el 31 de enero de 2021.

Las renuncias y revocaciones presentadas, para el año 2021, en diciembre de 2020, se entenderán presentadas en período hábil, sin embargo, se podrán modificar desde el 24 de diciembre de 2020 hasta el 31 de enero de 2021.

¿Existen deducciones por alquiler de locales en el IRPF 2021?

Con efectos desde el 1 de enero de 2021 se añade una disposición adicional 49ª en la LIRPF, en relación con los gastos deducibles de los rendimientos del capital inmobiliario correspondientes a alquileres de locales a determinados empresarios durante el periodo impositivo 2021, para fomentar la renta arrendataria:

  • Las personas físicas que alquilan los locales en los que se desarrollan determinadas actividades económicas vinculadas al sector turístico, la hostelería y el comercio y que voluntariamente acuerden rebajas en la renta arrendataria correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo de 2021, podrán computar como gasto deducible para el cálculo del rendimiento del capital inmobiliario del IRPF la cuantía de la rebaja de la renta acordada durante estos meses.
  • Esta deducción no será aplicable, cuando la rebaja en la renta arrendataria se compense con posterioridad por el arrendatario mediante incrementos en las rentas posteriores u otras prestaciones o cuando los arrendatarios sean una persona o entidad vinculada con el arrendador en el sentido de la art. 18 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades o que estén unidos por vínculos de parentesco, incluido el cónyuge, en línea directa o colateral, consanguínea o por afinidad hasta el segundo grado inclusive.

¿Se pueden deducir las pérdidas por deterioro de los créditos derivadas de las posibles insolvencias de deudores en empresas de reducida dimensión en los períodos impositivos que se inicien en 2020 y 2021?

Sí. En este planteamiento concreto se modifica la antigüedad exigida de 6 a 3 meses a fin de que estas empresas puedan acelerar la incorporación en la base imponible de estas pérdidas en los períodos impositivos que se inicien en los años 2020 y 2021.

¿Existe reducción del plazo para que las cantidades debidas por los arrendatarios tengan la consideración de saldo de dudoso cobro?

Se establece una rebaja a 3 meses para las cantidades debidas por los arrendatarios que tengan la consideración de saldo de dudoso a los que se refiere el art. 13.e) del Reglamento del IRPF.

¿Hay alguna exención de comedor de empresa aplicable en caso de teletrabajo?

La exención prevista para las retribuciones en especie derivadas de fórmulas indirectas de prestación del servicio de comedor de empresa, resulta también de aplicación en el caso del trabajo a distancia o no presencial. La exención debe resultar aplicable no sólo cuando el servicio se presta en el mismo local del establecimiento de hostelería, sino también cuando la prestación se efectúe para su consumo fuera del local, tanto en el caso de su recogida por parte del trabajador, como en el de su entrega en su centro de trabajo o, en el caso de un día de trabajo a distancia o de teletrabajo, en el lugar elegido por aquel para desarrollarlo.

Para ello, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2020, se modifica el art. 42.3.a) LIRPF que queda redactado como así (DF 1ª RDL 35/2020):

«A) Las entregas a empleados de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de carácter social. Tendrán la consideración de entrega de productos a precios rebajados que se realicen en comedores de empresa las fórmulas indirectas de prestación del servicio cuya cuantía no supere la cantidad que reglamentariamente se determine, con independencia de que el servicio se preste en el mismo local de la establecimiento de hostelería o fuera de éste, previa recogida por el empleado o mediante su entrega a su centro de trabajo o en el lugar que haya elegido para desarrollar su trabajo los días que se realice a distancia o mediante teletrabajo. »

¿Cómo es el IVA de las vacunas y pruebas diagnósticas de la COVID-19?

La disposición final séptima del RDL 35/2020 establece, con efectos desde el 24 de diciembre de 2020 hasta 31 de diciembre de 2022, el tipo del 0% del IVA aplicable a:

  • Las entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de las vacunas y de los productos sanitarios para diagnóstico in vitro de la COVID-19.
  • Servicios de transporte, almacenamiento y distribución de estos productos.
  • Estas operaciones se documentarán en factura como operaciones exentas.
  • La aplicación de un tipo impositivo del 0% no determina la limitación del derecho a la deducción del IVA soportado por el sujeto pasivo que realiza la operación.
  • Durante el mismo período, el tipo del recargo de equivalencia aplicable, a las entregas de los bienes citados, será también del 0%.

MÁS INFORMACIÓN:

Real Decreto Ley 35/2020, de 22 de diciembre, de medidas urgentes de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio y en materia tributaria

Esta información tiene carácter orientativo, no siendo vinculante en ningún caso. Se concibe como una información de apoyo al emprendimiento. Se recomienda comprobar la normativa oficial y, en su caso,estudiar y consultar cada caso concreto.