WEBMoratoriaPagoAlquileres

Moratoria para el pago de los alquileres de los locales comerciales

Con el fin de responder a las necesidades de apoyo reforzado derivadas de la prolongación de esta situación excepcional, de seguir protegiendo y dando soporte al tejido productivo y social, de minimizar el impacto y de facilitar que la actividad económica se recupere en cuanto empiece a remitir esta situación de emergencia de salud pública, se aprueba a través del Real Decreto Ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo un nuevo paquete de medidas que refuerza, complementa y amplía las anteriormente adoptadas y se centra en el apoyo a las empresas y a los trabajadores.

Entre ellas cabe destacar las medidas para reducir los costes de pymes y autónomos centrada en la aplicación de una moratoria del pago de la renta de los locales en alquiler.

Si el arrendador del local es un gran tenedor de inmuebles (posee MÁS de diez inmuebles o una superficie construida de más de 1.500 m2) y no ha existido acuerdo previo:

  • Los autónomos, comerciantes y pymes podrán solicitar la moratoria en el plazo de un mes, desde el 22 de abril de 2020.
  • La moratoria en el pago se aplicara de manera automática y durará el tiempo que dure el estado de alarma y sus prórrogas y a las mensualidades siguientes, prorrogables una a una, sin que puedan superarse, en ningún caso, los cuatro meses.
  • El aplazamiento de la renta se llevará a cabo mediante el fraccionamiento de las cuotas en un plazo de dos años. Estos dos años se contarán a partir del momento en el que se supere la situación del estado de alarma y sus prórrogas o, a partir de la finalización del plazo de los cuatro meses antes citado, y siempre dentro del plazo de vigencia del contrato de arrendamiento o cualquiera de sus prórrogas.

Si el arrendador NO es un gran tenedor de inmuebles y previamente no ha existido un acuerdo voluntario:

  • Los autónomos, comerciantes y pymes podrán solicitar en el plazo de un mes el aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta.
  • Así mismo las partes podrán disponer libremente de la fianza que podrá servir para el pago total o parcial de alguna o algunas de las mensualidades de la renta arrendaticia. En caso de disponer de la misma el arrendatario deberá reponerla en el plazo de un año desde la celebración de este acuerdo o en el plazo que reste de vigencia del contrato, en caso de que este plazo fuera inferior a un año.

Requisitos para los autónomos:

  • Estar afiliado y en situación de alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA.
  • Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la crisis COVID-19.
  • Una reducción de la facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Requisitos para las pymes:

  • Que no se superen los límites establecidos en el Artículo 257.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.
  • Que su actividad haya quedado suspendida como consecuencia de la crisis de COVID-19.
  • Una reducción de su facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Acreditación de los requisitos

  • La reducción de actividad se acreditará inicialmente mediante la presentación de una declaración responsable en la que, en base a la información contable y de ingresos y gastos, se haga constar la reducción de la facturación mensual en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior. (El arrendador puede solicitar la exhibición de libros contables para acreditar la reducción de la actividad).
  • La suspensión de actividad, se acreditará mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

Los arrendatarios que se hayan beneficiado del aplazamiento temporal y extraordinario en el pago de la renta sin reunir los requisitos establecidos, serán responsables de los daños y perjuicios que se hayan podido producir, así como de todos los gastos generados por la aplicación de estas medidas excepcionales, sin perjuicio de las responsabilidades de otro orden a que la conducta de los mismos pudiera dar lugar.


MÁS INFORMACIÓN:

• Real Decreto-ley 15/2020, de 21 de abril, de medidas urgentes complementarias para apoyar la economía y el empleo
• Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Sociedades de Capital.
• Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.
• Ley 29/1994 de 24 de noviembre de Arrendamientos urbanos


Esta información tiene carácter orientativo, no siendo vinculante en ningún caso. Se concibe como una información de apoyo al emprendimiento. Se recomienda comprobar la normativa oficial y, en su caso, estudiar y consultar cada caso concreto.