webPermisoRetribuido

Permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales

Con el fin de reducir al máximo la movilidad de la población en la lucha contra el COVID-19, el Gobierno ha considerado necesario adoptar nuevas medidas que profundicen en el control de la propagación del virus y evitar que el cúmulo de pacientes en las Unidades de Cuidados Intensivos lleve a su saturación.

De ahí la necesidad de adoptar una medida en el ámbito laboral, el permiso retribuido recuperable, encaminada a completar la limitación de movimientos y reducirla hasta los niveles que permitirán conseguir el efecto deseado conforme se recoge en el Real Decreto Ley 10/2020, de 29 de marzo.

¿Es obligatorio a aplicar esta medida?

, este permiso retribuido recuperable es de carácter obligatorio.

¿Quién está obligado a aplicarlo y a quién afecta?

Están obligados a aplicar esta medida todos los autónomos y empresarios con relación a todo su personal laboral por cuenta ajena que preste servicios en empresas o entidades del sector público o privado cuya actividad no haya sido paralizada como consecuencia de la declaración de estado de alarma establecida por el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo y que, en consecuencia, desarrollen actividades consideradas como no esenciales.

Quedan exceptuadas las personas trabajadoras por cuenta ajena que tengan su contrato suspendido durante el período indicado y aquellas que puedan continuar prestando servicios a distancia.

¿Durante cuánto tiempo se va a producir este permiso?

Entre los días 30 de marzo y 9 de abril (ambos incluidos).

¿Afecta al salario del trabajador por cuenta ajena?

No, las personas trabajadoras conservarán el derecho a la retribución que les hubiera correspondido de estar prestando servicios con carácter ordinario, incluyendo salario base y complementos salariales.

¿Tengo que recuperar esas horas?

  • Sí, la recuperación de las horas de trabajo se podrá hacer efectiva desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma hasta el 31 de diciembre de 2020.
  • El periodo de recuperación deberá negociarse en un periodo de consultas abierto al efecto entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras, que tendrá una duración máxima de siete días.

Relación de actividades que se consideran esenciales

  • Establecimientos comerciales minoristas de alimentación, bebidas, productos y bienes de primera necesidad, establecimientos farmacéuticos, sanitarios, centros o clínicas veterinarias, ópticas y productos ortopédicos, productos higiénicos, prensa y papelería, combustible para la automoción, estancos, equipos tecnológicos y de telecomunicaciones, alimentos para animales de compañía, comercio por internet, telefónico o correspondencia, tintorerías, lavanderías y el ejercicio profesional de la actividad de peluquería a domicilio.
  • Actividades de hostelería y restauración, exclusivamente servicios de entrega a domicilio.
  • Tránsito aduanero.
  • Suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo y gas natural.
  • Operadores críticos de servicios esenciales.
  • Actividades que participan en la cadena de abastecimiento del mercado y en el funcionamiento de los servicios de los centros de producción de bienes y servicios de primera necesidad.
  • Producción y distribución de bienes, servicios, materiales, etc. necesarios para la prestación de servicios sanitarios.
  • Servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías.
  • Servicios en instituciones penitenciarias, de protección civil, salvamento marítimo, salvamento y prevención y extinción de incendios, seguridad de las minas, y de tráfico y seguridad vial.
  • Mantenimiento del material y equipos de las fuerzas armadas.
  • Servicios y establecimientos sanitarios, así como a las personas que atiendan mayores, menores, personas dependientes o personas con discapacidad, y las personas que trabajen en empresas, centros de I+D+i y biotecnológicos vinculados al COVID-19, los animalarios a ellos asociados, el mantenimiento de los servicios mínimos de las instalaciones a ellos asociados y las empresas suministradoras de productos necesarios para dicha investigación, y las personas que trabajan en servicios funerarios y otras actividades conexas.
  • Servicios y establecimientos de atención sanitaria a animales.
  • Empresas de servicios financieros, incluidos los bancarios, de seguros y de inversión, para la prestación de los servicios que sean indispensables.
  • Empresas de telecomunicaciones y audiovisuales y de servicios informáticos esenciales.
  • Servicios relacionados con la protección y atención de víctimas de género.
  • Abogados, procuradores, graduados sociales, traductores, intérpretes y psicólogos y que asistan a las actuaciones procesales no suspendidas.
  • Servicios en despachos y asesorías legales, gestorías administrativas y de graduados sociales, y servicios ajenos y propios de prevención de riesgos laborales, en cuestiones urgentes.
  • Notarías y registros para el cumplimiento de los servicios esenciales.
  • Servicios de limpieza, mantenimiento, reparación de averías urgentes y vigilancia, así como que presten servicios en materia de recogida, gestión y tratamiento de residuos peligrosos, así como de residuos sólidos urbanos, peligrosos y no peligrosos, recogida y tratamiento de aguas residuales, actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos y transporte y retirada de subproductos o en cualquiera de las entidades pertenecientes al sector público.
  • Centros de acogida a refugiados y en los centros de estancia temporal de inmigrantes.
  • Actividades de abastecimiento, depuración, conducción, potabilización y saneamiento de agua.
  • Servicios meteorológicos.
  • Servicio postal universal.
  • Importación y suministro de material sanitario, como las empresas de logística, transporte, almacenaje, tránsito aduanero (transitarios) y, en general, todas aquellas que participan en los corredores sanitarios.
  • Distribución y entrega de productos adquiridos en el comercio por internet, telefónico o correspondencia.

MÁS INFORMACIÓN:

Real Decreto Ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19

Esta información tiene carácter orientativo, no siendo vinculante en ningún caso. Se concibe como una información de apoyo al emprendimiento. Se recomienda comprobar la normativa oficial y, en su caso, estudiar y consultar cada caso concreto.