Imagen de La franquicia, una alternativa más para emprender

Resumen

 

 

El pasado 25 de febrero tuvo lugar en el Vivero de Empresas de Puente de Vallecas el curso práctico de franquicias, dirigido a pymes, emprendedores e inversores que, cada año, pone en marcha la Dirección General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con la consultora Barbadillo y Asociados.

La formación siguió una metodología teórico-práctica, dedicando gran parte de la formación a la impartición de conocimientos básicos y fundamentales en franquicia, explicados de forma amplia, pero completando dicha exposición con ejemplos prácticos.

El objetivo de dicho curso era transmitir a los asistentes aspectos tan importantes como el contrato de franquicia, factores a tener en cuenta a la hora de entrar a formar parte de una cadena de franquicias, aspectos legales y económicos de un proyecto de franquicia, planes de viabilidad y desarrollo documental, expansión de una cadena de franquicias o elementos esenciales para lograr un desarrollo de éxito.

Igualmente, a través de Acordia Mediación, empresa alojada en la #RedDeViveros se puso de manifiesto la importancia de la colaboración entre franquiciador y franquiciado, como factor determinante y de refuerzo del sistema de franquicia, quedó probada la eficacia del empleo de la mediación en este importante sector económico.

Algunas de las razones de peso en las que Acordia Mediación basó su exposición fueron que dado que “el sistema de franquicia, obliga a las partes a continuar trabajando juntos, durante mucho tiempo” e inevitablemente en esta relación empresarial, se producen desacuerdos entre franquiciador y franquiciado, siendo conviene hacer un esfuerzo conjunto por solucionar las diferencias de la manera más rápida posible, para continuar, construir y mantener fuerte y rentable el negocio o sistema de franquicia y poder así cumplir con las propias expectativas y las de los consumidores.  “Es necesario integrar las necesidades individuales, junto con las necesidades del sistema de franquicia”. La mediación facilita este doble enfoque. A través de la intervención de un mediador profesional se agiliza dicha integración, ya que guía a las partes a través de los diferentes matices, abordando todas las cuestiones e intereses necesarios para que por ellas mismas puedan confeccionar una resolución exitosa y duradera.

Además señaló que para las franquicias, someter la resolución de los conflictos o discrepancias que puedan surgir ente franquiciador y franquiciado, a la vía judicial, afecta de forma directa a su valoración, imagen y proyección, mientras que a través del empleo de la mediación tanto la disputa como la solución siempre quedará en la más absoluta confidencialidad.

La franquicia, una alternativa más para emprender : image
Comparte esta noticia en Redes Sociales: