Evita los problemas de liquidez en tu pyme

Evita los problemas de liquidez en tu pyme

Resumen

  • Evita los problemas de liquidez con estos seis consejos
  • La liquidez de una organización es la capacidad que tiene un activo de convertirse en dinero sin perder su valor

 

Las carencias en la tesorería de una empresa son un tipo de contratiempo más recurrente de lo que a sus responsables les gustaría tener que asumir. En los últimos años, se ha podido comprobar más que nunca que nada es predecible, es difícil estar preparados para una pandemia, pero toda entidad debe tener en cuenta imprevistos. Sin embargo, existen algunas acciones que pueden ayudar a evitar la bancarrota y mantener el flujo de capitales en la medida de lo posible.

Antes que nada, es importante aclarar que la liquidez de una organización es la capacidad que tiene un activo de convertirse en dinero sin perder su valor. Dicho de otra forma, la liquidez en una pyme hace referencia a la capacidad que ésta tiene para pagar y enfrentar sus obligaciones en el corto plazo.

Para conseguir un constante volumen de flujo de caja que permita mantener la actividad y evitar los problemas de liquidez, es muy importante tener en cuenta estos seis consejos:

1.  Crear y mantener un fondo de emergencia

  • Destinar una parte de los beneficios generados a un fondo de emergencia hará que sea más sencillo enfrentar situaciones que puedan ocasionar un problema de solvencia o liquidez.
  • Para garantizar su eficacia, habrá que nutrirlo recurrentemente y se podrá disponer de él cuando la tesorería presente carencias en su capital circulante.

2.  Optimizar el inventario

  • Siguiendo con las buenas prácticas y en la medida de lo posible, toda empresa, sobre todo industrial, debe evitar una saturación del inventario.
  • Es fundamental conocer el número de compradores interesados en sus productos, para saber cuál es la necesidad de materias primas o productos a fabricar, ya que contar con un exceso de stock en una entidad puede acarrear costes elevados en el medio o largo plazo.

3.  Reducción periodo medio de cobro

  • Conseguir que los clientes abonen sus facturas en el menor tiempo posible es una manera muy efectiva de incrementar la liquidez de una compañía.
  • Establecer periodos concretos de cobro ayudará a que las facturas se paguen más rápidamente.
  • También es importante realizar un estudio previo sobre los clientes y su solvencia, para reducir lo máximo posible las posibilidades de morosidad o caer en números rojos.

4.  Ampliación periodo medio de pago

  • Otra relación fructífera para la liquidez de una corporación es el contacto con proveedores de confianza ya que pueden facilitar créditos comerciales y, de ser necesario, ofrecer la posibilidad de contar con extensiones en los plazos de los periodos de pago.

5.  Disminuir costes

  • Unos costes de producción muy altos reducen el activo corriente, impactando en la liquidez.
  • Es importante analizar y eliminar procesos redundantes que no agregan valor a la producción, sino que consumen diversos recursos como dinero, personal y tiempo. Al prescindir de estos, se observarán mejoras significativas en las áreas de la empresa que operan de manera más eficiente.
  • Es importante tener en cuenta que esta práctica no tiene por qué estar reñida con un servicio de calidad en el mercado.
  • La disminución de costes implica, por tanto, un análisis más exhaustivo sobre lo que la empresa puede ahorrar sin perjudicar con ello su posición o reconocimiento.

6.  Recurrir a financiación externa

  • Contar con una línea de crédito respaldada por un banco de confianza constituye una estrategia efectiva para garantizar liquidez constante.
  • Hay que tener en cuenta que los intereses asociados a esta línea de crédito solo se aplicarán sobre el capital utilizado.

 

En resumen, la gestión eficiente de la liquidez es un objetivo primordial para toda empresa, especialmente en un entorno impredecible y cambiante como en el que nos encontramos. Con estas seis estrategias claves, las compañías podrán preservar la solvencia y mantener un flujo de capitales constante, fundamentales para la asegurar una buena salud financiera de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


es_ESES